Artículos

Entrada

 Home / Artículos / Entrada

Post 8: La Justicia

La justicia se define como una de las cuatro virtudes cardinales, que inclina a dar a cada uno lo que le corresponde o pertenece. Es el derecho, la razón, la equidad. Es aquello que debe hacerse según el derecho o la razón. También podríamos decir que la justicia está compuesta de valores esenciales sobre los cuales debe basarse una sociedad, estos valores son: el respeto, la equidad, la igualdad y la libertad. La palabra justicia proviene del latín iustitia que significa justo.

¿Qué es justo y qué no? Difícil saberlo y definirlo. La justicia depende de los valores de una sociedad y de las creencias individuales de cada persona. Puede entenderse a la justicia como lo que debe hacerse de acuerdo a lo razonable, lo equitativo o lo indicado por el derecho.

La justicia como valor es el principio moral de cada persona que decide vivir dando a cada quien lo que le corresponde o pertenece buscando el bien propio y de la sociedad.
Popularmente se entiende como la disposición según la cual se castiga o premia, según se merece cada persona. Es lo que regula la igualdad o equidad en la distribución de algo, y establece la proporción con que deben distribuirse las recompensas y los castigos. 

El niño desde pequeño siente la injusticia aunque no la sepa explicar, comprende cuando un castigo es desmedido o no está en correspondencia con la falta cometida y se siente mal por eso.

El adulto ha de enseñar al niño a ser justo con los otros, pero para eso, es necesario que él mismo sea ejemplo con un trato justo hacia él y hacia los demás.
Se enseñará a los niños a establecer relaciones justas con sus compañeros, tanto al evaluar sus acciones como al compartir algunas cosas en el juego y en las actividades.
La justicia como valor es el principio moral de cada persona que decide vivir dando a cada quien lo que le corresponde o pertenece. La justicia como valor busca el bien propio y de la sociedad.

"La justicia es ciega"
Es una expresión originada por la representación de justicia. Es una mujer que lleva los ojos vendados, una balanza en una mano y una espada en la otra. Los ojos vendados destacan que la justicia no mira a las personas, sino la justicia es igual para todos. La balanza figura el juicio que determinará poniendo a cada lado de la balanza los argumentos y pruebas presentados. La espada expresa que la justicia castigará con mano dura a los culpables.

Si no existiera la justicia viviríamos en un mundo sin orden ni leyes. Por fortuna, la justicia existe. Y aunque eso no significa que las personas se comporten siempre de manera justa o que en la sociedad nunca haya desacuerdos, lo cierto es que la mayoría de nosotros preferimos que reine el respeto, la armonía y la paz. A todos nos molesta que no nos tomen en cuenta o nos den menos de lo que merecemos (o creemos merecer). También solemos indignarnos cuando alguien es tratado de manera arbitraria o fue privado de alguno de sus derechos. Esto sucede porque el valor de la justicia vive en nosotros y nos sentimos afectados cuando vemos que alguien actúa de manera injusta. 
El caso de fray Bartolomé de las Casas, un fraile dominico que llegó a tierras americanas a principios del siglo XVI, es un buen ejemplo de cómo este valor nos motiva a ser mejores. Nacido en Sevilla en 1484, Bartolomé fue testigo del trato inhumano dado a los indios por los españoles en el llamado Nuevo Mundo. Dicha injusticia le produjo un gran enojo, motivándolo a luchar a lo largo de su vida en favor de los indígenas. Gracias a su esfuerzo se promulgaron leyes para protegerlos. Hoy se considera a este hombre como uno de los precursores de los derechos humanos.
 La justicia es mi valor
Una persona justa conoce las normas y leyes vigentes de la comunidad, el municipio, la ciudad, el estado y el país donde vive y las hace valer en tres sentidos: 
1) las respeta en su conducta diaria; 
2) exige que se respeten en los asuntos que le conciernen; 
3) procura que se respeten en el caso de las demás personas, en especial cuando se hallan en desventaja. 
En otras palabras, protege y respeta los derechos ajenos y exige que se protejan y respeten los suyos. El valor de la justicia no se limita a los asuntos legales, se extiende a la vida diaria procurando que cada quien reciba lo que le corresponde y tomando decisiones que no afecten negativamente a los demás.

Lo que Usted puede hacer 

• Dialogue sobre la justicia (lo más probable es que su niño mismo propondrá el tema) en diferentes situaciones. Por ejemplo, ¿cómo demostramos qué es justo en nuestra familia? 
• ¿Qué significa la justicia en nuestra comunidad? ¿Cuáles han sido las normas de lo que se consideró justo en el pasado? 
• Hable sobre cómo usted trata de ser justo en su vida y en su trabajo. ¿Con qué asuntos que tratan de la justicia ha luchado Usted? Su adolescente demostrará un mayor interés en hablar con Usted sobre estas cosas. 

Ser justos significa actuar equitativamente y tomar decisiones, especialmente las más importantes, sobre la base de la evidencia en vez de nuestros propios prejuicios. Significa "seguir las reglas" y defender el derecho de toda persona de ser tratados justa y honestamente.

David Isaacs. Educación de las Virtudes Humanas.


REINA DEL MUNDO © 2015 - Todos los derechos reservados.