Artículos

Entrada

 Home / Artículos / Entrada

Post 1 : Autodominio

Hacerse a uno mismo es un valor que va tomando forma en el ser humano a medida que crece en edad, en inteligencia y se va haciendo más autónomo. El dominio propio es la capacidad que permite controlarnos a nosotros mismos, controlar nuestras emociones.

Cuando las emociones gobiernan y nos dominan, perdemos la posibilidad de elegir, pues las emociones nublan la razón. Nosotros somos los actores de nuestra vida ya que, de las pequeñas y grandes elecciones depende nuestra existencia.

Los acontecimientos no manejan nuestra vida, sino nosotros mismos. Somos lo que pensamos y si aprendemos a controlar nuestros pensamientos también así podremos controlar nuestras emociones. 

Es normal que nos disguste y hasta que nos enfademos cuando algo no resulta como lo teníamos previsto, pero cuando este sentimiento se convierte en rabia, hostilidad, incluso agresividad, y especialmente cuando resulta inmovilizante, sin permitirnos reaccionar contra el problema, entonces nos lleva a la pérdida del dominio propio. Por lo general el origen de la pérdida del dominio propio es el deseo de que todos sean como nosotros, con nuestras mismas reacciones y comportamientos. Pero la pérdida del dominio propio no es algo innato al ser humano, sino un hábito adquirido que llevado al extremo, tiene efectos perniciosos sobre lo físico y lo psicológico. Por otro lado interfiere en las relaciones personales por ser un obstáculo a la comunicación y favorecer la culpabilidad y la depresión.

Muchos padres enfrentan dificultades para enseñar esta habilidad a sus hijos, ya que a ellos nunca se les enseñó de la manera adecuada. Ellos mismos fueron descubriendo cómo usar su autocontrol para evitar situaciones desagradables como llamadas de atención, castigos, etc. Es de esperarse que por ello no sepan cómo enseñar eficazmente esta habilidad de vida y sus hijos están creciendo sin él.

Hay tres cosas a tener en cuenta si queremos tener éxito en el aprendizaje y la enseñanza de auto-control:

• Tenemos que ser conscientes de nosotros mismos para que podamos reconocer las señales tempranas y tomar medidas antes de que ocurra una reacción perjudicial.
• Debemos practicar nuevos comportamientos y crear nuevas pautas a seguir. En momentos de estrés solemos tomar el camino con el que estamos más familiarizados, repitiendo patrones.
• Debemos desear verdaderamente tener éxito. No basta con decir que deseamos poder auto controlarnos para que esto suceda. Tenemos que tener la fuerza para que nuestro lado optimista encare y sea más fuerte que nuestros pensamientos negativos.

La vida significa más que meramente vivir por un espacio de años. Es una escuela en la cual los padres son los primeros instructores en el arte del dominio propio. Si el niño aprende esta lección temprano en la vida, se ahorrará a sí mismo, muchas dificultades y tristezas.

Autor:
TIERNO, Bernabé. 
VALORES HUMANOS. España


REINA DEL MUNDO © 2015 - Todos los derechos reservados.