Artículos

Entrada

 Home / Artículos / Entrada

Peligros en las redes

En ocasiones, los adultos se hacen pasar por menores en Internet o intentan establecer un contacto o una relación de confianza con menores.

 •En ocasiones, los adultos se hacen pasar por menores en Internet o intentan establecer un contacto o una relación de confianza con menores, para luego ejercer un control emocional y, poder manipular hasta un chantaje con fines sexuales una vez que consiguen que el menor le confía una imagen o vídeo comprometido, o algún secreto privado. Una vez logrado el chantaje, exigen más imágenes y vídeos, o incluso llegan a citarse con el menor. Si éste no cumple con sus deseos, lo amenaza con hacer públicos todos esos contenidos comprometidos. A este delito se le conoce como grooming, y tiene diversos objetivos relacionados con el abuso sexual físico o la prostitución infantil. 

•El grooming afecta desde su autoestima y la confianza en sí mismo, hasta la disminución de la concentración y la atención en clase, o la pérdida de amistades. Incluso hay desinterés por sus actividades de ocio favoritas o dificultades a la hora de relacionarse con otras personas. 

•Suelen ocultar las consecuencias por sentimientos de vergüenza o culpabilidad. Pueden incluso pensar que la relación que mantienen con el agresor es real, y no ser conscientes de que están siendo o han sido víctimas de un abuso.

Hable con sus hijos sobre la importancia de proteger su intimidad.

•Hable con sus hijos desde que son pequeños sobre intimidad. Evite la alarma o la advertencia. Enfóquelo como parte de su proceso de maduración, para hacerles menos vulnerables y que actúen con más seguridad en el entorno digital que les rodea.

•Hable del autocontrol, de la importancia del respeto a su cuerpo, de proteger la vida privada de la gente a la que quiere.

•Hablar sobre vivir el momento, que no necesariamente implica contarlo todo en las redes sociales. Si estás feliz, puede que seas aún más feliz por contarlo y recibir muchos likes. Pero también serás feliz si lo compartes en una conversación cara a cara con amigos.

•Ayúdelos a discriminar qué compartir de su vida y qué no, a través de la tecnología. Edúqueles en cómo proteger su privacidad y en la conciencia de su intimidad, como elementos fundamentales que configurarán su identidad digital.


¿Cómo prevenir estos peligros en las redes?

•Establezca hábitos de navegación seguros: horarios de uso y un espacio común para usar esos dispositivos.

•Oriéntelos para que en cualquier conversación online sean prudentes a la hora de compartir información personal y mantenerse alerta pues no todo es lo que parece. Recuerde que para los menores, un desconocido puede dejar de serlo si ya han hablado un par de veces por Internet. Puede incluso que se trate de una persona conocida.

•En Internet es bastante fácil que alguien se haga pasar por quien no es. Por ello, es recomendable evitar contactar o quedar con personas a las que no conocemos en persona. Siempre que alguien proponga un encuentro, comunicárselo a un adulto de confianza.

•Pregúntese si sus hijos son suficientemente maduros para tener su propio celular, tablet o dispositivos de juegos por internet, con la responsabilidad que eso conlleva. Enviar fotos o realizar videollamadas es un riesgo sobre el que no siempre reflexionan, pueden producir un contenido comprometedor o íntimo sin que ellos sean conscientes de ello. Mientras no se estén usando, las cámaras deben estar tapadas, y sólo utilizarse de forma meditada y con precaución.

•Hable con naturalidad del amor y la sexualidad, diferenciando las relaciones saludables de las que no lo son. Que conozcan cómo ocurre una situación de grooming y sus consecuencias. 

•Una buena comunicación le permitirá conocer sus hábitos en Internet y sus amistades online. Frente a un problema, podrán acudir a nosotros o a un adulto de referencia con el que se sientan cómodos.

•Recuerde que el acceso de los menores a Internet debe ser progresivo y contar con la supervisión de un adulto, para que aprendan poco a poco cómo utilizar las nuevas tecnologías de forma segura y responsable. Para los más pequeños, podemos además instalar sistemas de control parental en los dispositivos, para limitar su uso y supervisar su actividad.


Fuentes: Instituto Nacional de Ciberseguridad de España M.P., S.A. (INCIBE); y  www.empantallados.com/conmigo-contigo-todos; “A salvo en la red. Cómo proteger y educar a tus hijos en internet y las redes sociales” Pedro García Aguado y Francisco Castaño Mena. Editorial Grijalbo. Barcelona, 2017.

     
REINA DEL MUNDO © 2015 - Todos los derechos reservados.